Skinner: el conductismo de Skinner

En pensadores

Skinner conductismo

En muchos sentidos, la posición de Skinner representó una renovación del conductismo de Watson. Un historiador afirmó: ‘el espíritu de Watson es indestructible. Limpido y purificado, él respira a través de la obra de B. F. Skinner (MacLeod, 1959, página 34). Aunque Hull también fuera señalado como un conductista estricto, hay diferencias en sus visiones y las de Skinner. Hull daba importancia a la teoría; Skinner defendía un sistema empírico (conocimiento derivado de experiencias cotidianas, que prueben errores y aciertos) sin estructura teórica para la conducción de una investigación.

La visión de Skinner fue resumida como sigue: ‘Nunca he atacado un problema construyendo una hipótesis. Jamás deduje teoremas, ni los sometí a verificación experimental. Hasta donde consigo llegar, no tengo ningún modelo preconcebido de comportamiento y, ciertamente, ni fisiológico ni mentalista y, considerado, tampoco conceptual’ (Skinner, 1956, página 227).

El conductismo de Skinner se dedica al estudio de las respuestas. Lo que le preocupaba era describir y explicar el comportamiento. Sólo el comportamiento observable fue tratado en su investigación y establecer las relaciones funcionales entre las condiciones de estímulo controladas por el investigador y las respuestas posteriores del organismo era una tarea de la investigación científica, creía Skinner.

Skinner tenía interés en especular sobre lo que estaba sucediendo dentro del cuerpo. Su programa no presentaba hipótesis sobre las entidades internas, fuesen las variables intervinientes, los impulsos o los procesos fisiológicos. Lo que sucedía en la relación entre estímulo y respuesta no era el tipo de dato con el cual el conductismo skinneriano lidiaba. Así, el conductismo puramente descriptivo de Skinner fue denominado adecuadamente de abordaje del ‘organismo vacío’. En esa visión, el organismo humano sería controlado y operado por las fuerzas del ambiente, por el mundo exterior y no por las fuerzas internas. Skinner aceptaba la existencia de las condiciones fisiológicas o mentales, apenas no concordaba en su validez en el estudio científico del comportamiento. Un biógrafo reiteró que la posición de Skinner ‘no era una negación de los eventos mentales, sino un rechazo en clasificarlos como entidades explicativas’ (Riuchelle.1993, página 10).

A diferencia de muchos de sus contemporáneos, Skinner no consideró necesario utilizar gran cantidad de temas en los experimentos o realizar comparaciones estadísticas entre las respuestas medias de los grupos estudiados. Su método consistió en la investigación exhaustiva de un solo individuo.

‘Una previsión de que el individuo medio realizara es, muchas veces, de poco o ningún valor al lidiar con una persona en particular (…) Una ciencia del comportamiento que toma en cuenta solamente el comportamiento colectivo no es válida para la comprensión del conocimiento de un caso particular’ (Skinner, 1953, página 19).

En 1958, los conductistas skinnerianos crearon la revista Journal of the Experimental Analysis of Behavior, principalmente como respuesta a las exigencias para publicación, no mencionadas en las principales revistas de psicología, en relación con el análisis estadístico y el tamaño de la muestra de individuos observados. La revista Journal of Applied Behavior Analysis fue lanzada para promover el estudio sobre la modificación del comportamiento, un producto aplicado de la psicología de Skinner.

Etiquetas:
Comentarios del articulo